Psicólogo Infantil en Barcelona. Tomàs López
15140
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15140,page-parent,qode-quick-links-1.0,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Psicólogo Infantil

Qué es un psicólogo infantil?

Los psicólogos infantiles son expertos que se encargan de entender y tratar las diferentes problemáticas de los niños; para ello utilizan terapias, tanto individuales como con la familia, que ayudan a diagnosticar y tratar problemas sociales, emocionales, afectivos y de aprendizaje, que puedan presentarse en el niño.

Problemas más comunes que trata un psicólogo infantil

Los problemas psicológicos más frecuentes en los niños son:

  • Acoso escolar o bulling: Es el abuso o maltrato, sin motivo evidente, que sufre un menor intencionada y repetidamente por parte de uno o varios compañeros del ámbito académico. Puede ser maltrato físico, psíquico, social o verbal.
  • Fobia escolar: Es la incapacidad total o parcial del niño de acudir al colegio a causa de un miedo irracional sobre algún aspecto de la situación escolar que le crea un nivel de ansiedad elevado.
  • Autismo: El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno neurobiológico del desarrollo que ya se manifiesta durante los tres primeros años de vida y que perdurará a lo largo de todo el ciclo vital.
  • Depresión infantil: Es un trastorno que se caracteriza por una alteración en el estado de ánimo en el menor que puede llegar a sumirse en un estado de tristeza profundo o padecer bruscos cambios de humor.
  • Tics nerviosos: Son movimientos involuntarios bruscoscortos y repetitivos de cualquier grupo muscular. Las causas de este trastorno pueden ser físicas o psicológicas y, en consecuencia, pueden provocar problemas conductuales y sociales. Generalmente, este trastorno desaparece a los meses.
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad infantil (TDAH): Es un trastorno del comportamiento que se caracteriza por distracción, períodos de atención transitoria, inquietud e inestabilidad emocional, hiperactividad y conductas impulsivas.